AGUAS DE MANIZALES S.A. E S.P. LLEVÓ POR PRIMERA VEZ AGUA POTABLE A LOS HABITANTES DE LA CRISTALINA
05/10/2020

Desde ayer, cerca de 540 personas del corregimiento La Cristalina, se beneficiarán con agua potable suministrada por Aguas de Manizales S.A. E.S.P., para sus viviendas. Las veredas Fonditos, La Garrucha y Lisboa, pertenecientes a este corregimiento, se han abastecido durante años con el agua que proviene del acueducto veredal, o de nacimientos localizados en algunas cuencas del sector; sin embargo, tal no cuenta con la calidad suficiente para consumirla directamente de la llave.

 

Juan Carlos Penagos, gerente de la empresa de servicios públicos, manifestó: “Es un momento importante porque estamos abriendo por primera vez el sistema de acueducto para este corregimiento. Estamos beneficiando a 134 familias que cuentan con agua de primera calidad, agua de Aguas de Manizales S.A. E.S.P., premio Monde Selection”.

 

Un habitante promedio de estas veredas gastaba alrededor de 40 mil pesos al mes, comprando agua potable. A partir de ayer, con lo que adquieren una botella de un litro de agua en el mercado, pueden consumir del sistema de acueducto, una cantidad equivalente a 1.100 botellas de agua.

 

El alcalde de Manizales Carlos Mario Marín, y el gerente de Aguas de Manizales S.A. E.S.P., hicieron una apertura simbólica de este acueducto en el hidrante ubicado en el puesto de salud de La Garrucha. El evento contó con la presencia de algunos integrantes del gabinete municipal.

 

La jornada también tuvo la presencia del personal de la empresa de servicios públicos, a través de una carpa institucional, la cual se ubicó al frente de la iglesia de La Garrucha. Los habitantes de la vereda se acercaron y conocieron la oferta de los programas que Aguas de Manizales S.A. E.S.P. tiene para ellos: Mínimo Vital, Gestores del Agua, Amigos del Acueducto, Aguas Toca su Puerta, Limpieza de Sumideros y Ruta del Agua.

 

María Celenia Tobón, lideresa de la vereda Fonditos, expresó:

 

“Hoy por primera vez, el niño tuvo el primer baño con agua potable, las señoras están contentas recogiendo agua. Los potes que comprábamos cuestan 12 mil pesos y nos gastamos cuatro potes al mes para el oxígeno, el jugo, el baño de los niños pequeños (…) ¡Es un milagro ver agua potable acá!”

 



Imagen pie de página